Norma EIA/TIA 568A vs 568B: Diferencias y cómo elegir la correcta

Norma EIA/TIA 568A vs 568B: Diferencias y cómo elegir la correcta

Norma EIA/TIA 568A vs 568B: Diferencias y cómo elegir la correcta

La elección correcta de norma para el cableado estructurado es esencial para garantizar un rendimiento óptimo en las redes de comunicación. En este artículo, analizaremos las diferencias entre las normas EIA/TIA 568A y 568B, dos estándares ampliamente utilizados en la industria. Descubre cuál de ellas es la más adecuada para tu proyecto y asegúrate de tomar la decisión correcta. ¡Sigue leyendo para conocer todos los detalles!

Cuándo usar 568A y 568B

Norma EIA/TIA 568A vs 568B: Diferencias y cómo elegir la correcta

Si estás familiarizado con el mundo de la electrónica y las telecomunicaciones, es probable que hayas oído hablar de las normas EIA/TIA 568A y 568B. Estas normas son utilizadas para la conexión de cables Ethernet y definen el esquema de cableado que se debe seguir. Aunque ambas normas son ampliamente utilizadas, es importante conocer las diferencias entre ellas y saber cuándo utilizar cada una.

La principal diferencia entre las normas 568A y 568B radica en la secuencia de los pares de cables. En la norma 568A, los pares de cables se organizan de la siguiente manera:

1. Par 1: Blanco-verde / Verde
2. Par 2: Blanco-naranja / Naranja
3. Par 3: Blanco-azul / Azul
4. Par 4: Blanco-marrón / Marrón

Mientras tanto, en la norma 568B, la secuencia es la siguiente:

1. Par 1: Blanco-naranja / Naranja
2. Par 2: Blanco-verde / Verde
3. Par 3: Blanco-azul / Azul
4. Par 4: Blanco-marrón / Marrón

Ambas normas son igualmente válidas y funcionales, por lo que la elección de una u otra dependerá de varios factores, como los estándares de la organización, las preferencias del instalador o las limitaciones de la infraestructura existente.

Es importante destacar que, para que una conexión Ethernet funcione correctamente, tanto el extremo del cable como el conector deben seguir la misma norma. Es decir, si se utiliza la norma 568A en un extremo del cable, el otro extremo y el conector también deben seguir la norma 568A.

En caso de que se mezclen las normas en una misma conexión, se producirá una configuración cruzada o «crossover», que puede causar problemas de conexión o una pérdida de rendimiento en la red.

A continuación, se muestra una tabla que resume las diferencias entre las normas 568A y 568B:

  • Norma 568A: Blanco-verde / Verde, Blanco-naranja / Naranja, Blanco-azul / Azul, Blanco-marrón / Marrón
  • Norma 568B: Blanco-naranja / Naranja, Blanco-verde / Verde, Blanco-azul / Azul, Blanco-marrón / Marrón

Cuándo se usa el 568A

Norma EIA/TIA 568A vs 568B: Diferencias y cómo elegir la correcta

La norma EIA/TIA 568A y la norma EIA/TIA 568B son estándares utilizados en la industria de las telecomunicaciones para la conexión de cables de red. Ambas normas especifican la disposición de los pares de cables en los conectores RJ-45, pero tienen diferencias importantes.

La principal diferencia entre el estándar 568A y el 568B es el orden de los colores en el conector RJ-45. En el estándar 568A, el orden de los pares de colores es el siguiente: blanco-verde, verde, blanco-naranja, azul, blanco-azul, naranja, blanco-marrón y marrón. Por otro lado, en el estándar 568B, el orden de los pares de colores es: blanco-naranja, naranja, blanco-verde, azul, blanco-azul, verde, blanco-marrón y marrón.

La elección entre el estándar 568A y el 568B depende del tipo de red que estemos utilizando. Si estamos construyendo una red nueva, se recomienda utilizar el estándar 568B, que es el más comúnmente utilizado en la actualidad. Si ya tenemos una red existente que utiliza el estándar 568A, lo más conveniente es seguir utilizando ese estándar para evitar posibles problemas de compatibilidad.

Te interesa:   OTC: La compañía telefónica líder en operaciones

Es importante destacar que, si bien las normas 568A y 568B tienen diferencias en el orden de los colores, ambas normas son compatibles entre sí. Esto significa que es posible conectar un cable que cumple con el estándar 568A en un conector RJ-45 que cumple con el estándar 568B, y viceversa. Sin embargo, al hacerlo, es necesario seguir el mismo orden de colores en ambos extremos del cable para asegurar una conexión correcta.

Cuándo se usa la norma T568B

Norma EIA/TIA 568A vs 568B: Diferencias y cómo elegir la correcta

La norma de cableado estructurado EIA/TIA 568A y EIA/TIA 568B son dos estándares ampliamente utilizados en la industria de las telecomunicaciones y las redes informáticas. Estas normas especifican cómo deben ser conectados los cables de red, como los cables Ethernet, en un conector RJ45.

La principal diferencia entre la norma 568A y 568B es el orden en que se colocan los pares de cables en el conector RJ45. En la norma 568A, el orden es el siguiente: par naranja/par blanco-naranja, par verde/par blanco-verde, par azul/par blanco-azul y par marrón/par blanco-marrón. Por otro lado, en la norma 568B, el orden es el siguiente: par verde/par blanco-verde, par naranja/par blanco-naranja, par azul/par blanco-azul y par marrón/par blanco-marrón.

Entonces, ¿cuándo se debe utilizar la norma 568B? La norma 568B es la más comúnmente utilizada en la mayoría de las redes Ethernet, incluyendo las redes domésticas y las de oficina. También es ampliamente aceptada en la industria de las telecomunicaciones. La razón principal de su popularidad es que es compatible con los estándares de Ethernet más utilizados, como el 10BASE-T, 100BASE-TX y 1000BASE-T. Además, muchos fabricantes de equipos de red y patch panels utilizan la norma 568B como estándar en sus productos.

Por otro lado, la norma 568A todavía se utiliza en algunos casos específicos. Por ejemplo, en algunas redes inalámbricas o en instalaciones que requieren una mayor flexibilidad para cambiar entre diferentes tipos de cables. Sin embargo, es importante destacar que la norma 568A no es compatible con los estándares Ethernet más utilizados y puede causar problemas de compatibilidad si se utiliza en una red que utiliza la norma 568B.

A la hora de elegir entre la norma 568A y 568B, es importante tener en cuenta la compatibilidad con los estándares Ethernet utilizados en la red existente o en el equipo de red que se va a utilizar. Si la red ya está utilizando la norma 568B, se recomienda seguir utilizando esta norma para evitar problemas de compatibilidad.

¡Así que ahí lo tienes, mi querido lector! La batalla épica entre la Norma EIA/TIA 568A y la 568B ha llegado a su fin. Si alguna vez te has preguntado cuál es la mejor opción, déjame decirte que ambas son como Batman y Superman: cada una tiene sus propias fortalezas y debilidades. Pero al final del día, lo más importante es que elijas la que mejor se adapte a tus necesidades y que te asegures de seguir las reglas para evitar un verdadero desastre de cables. ¡Feliz cableado!